17/9/10

Mudanza


En el transcurso de la vida, el ser humano pasa por momentos de cambios,

o tu cerebro te pide, transformarte, crecer, evolucionar, buscamos cosas distintas, movemos de forma brusca nuestro mundo, buscamos CAMBIAR.


En ese intento por dejar cosas de el pasado y soltar ciertos apegos cambiamos de país, de continente, de amigos, de acento, de clima, cambiamos de vida, buscamos experiencias nuevas como la independencia o quien sabe si el mismo crecimiento espiritual y/o personal.


cambiamos todo, dejamos todo atrás en busca de lo desconocido.


Se que hay algo que nunca cambiara en mi y es mi amor a Dios, el se mueve conmigo, no me deja sola ni un segundo y se que por El, mi esencia siempre será la misma.


Y es cuando me pregunté: ¿ y con el amor? ¿Que pasa con el amor?

se queda? se olvida? se transforma?

creo que por mas largo que haya sido el recorrido, al final, el amor...

tambien se muda contigo.

3 comentarios:

VALENTIN dijo...

Es cierto, el amor se muda contigo (con cada quien que emprende un viaje y arrastra sus maletas en busca de sus quimeras) pero lo encontramos en otro rostro, en otro cuerpo, en otras manos que han dejado escapar el egoismo de retener a una persona a la fuerza; haciendole daño inconciente pero tortuoso y mas cuando sabes que esa persona te ama o se aman, pero deseamos vivir libres como el viento ... entonces me pregunto: a eso se le puede llamar verdaderamente amor?
Un beso querida amiga! Te extrañoooo!

Ana María López dijo...

Hola! me encanto su pagina!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria

luna*azul dijo...

valen ya contestè tu coment contigo.
ana maria: muchas gracias, bienvenida siempre